¿Cómo Explicar “Me quedé mudo”?

“¿Qué te pasó?” Esto es lo primero que preguntamos cuando vemos a alguien con un brazo enyesado o con un parche en el ojo. Es la pregunta que – sin duda – muchas personas formularon a Zacarías durante nueve meses…sin embargo, Zacarías no podía contestar, porque había quedado mudo por no creer la promesa de Dios. (Lucas capítulo 1)

El sacerdote Zacarías y su esposa Elisabet habían orado por un bebé desde su juventud. Cada año la llama de su esperanza se extinguía un poco más, y finalmente llegaron a la vejez con los brazos vacíos, la cuna guardada, y su esperanza perdida…hasta el ángel Gabriel le visitó a Zacarías, anunciando el nacimiento de un hijo. “Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan. Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán de su nacimiento; porque será grande delante de Dios…” (vv.13-15)

Mirando más a sus circunstancias que a la fidelidad de Dios, quien NUNCA falla, Zacarías expresó incredulidad frente a tal promesa. Como consecuencia, fue sentenciado: “Ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo.” (v.20)

Desde este momento, el mudo Zacarías tuvo que explicar con señas lo que le pasaba. ¿Cómo explicar “Me quedé mudo porque dudé la promesa de Dios. Voy a poder hablar cuando se cumpla la promesa.” a toda la gente? ¡Sin duda, fue para Zacarías un recordar constante de la consecuencia de no creerle a Dios!

¿Cuántas veces tú y yo, como Zacarías, miramos la imposibilidad de nuestras circunstancias, y dudamos las promesas de Dios? ¿O cuestionamos cómo va a poder cumplir con la promesa? ¿Cuántos días, meses o años merecíamos – o merecemos – estar sin poder hablar hasta cumplir la promesa?

¡Agradezco a Dios que NO me quita el habla cada vez que dudo su Palabra! Por la experiencia de Zacarías podemos asegurarnos de que Dios siempre oye nuestras oraciones, aún cuando pensamos que no hay más posibilidad de una respuesta. Aunque Dios NO nos va a hacer quedar mudos por nuestra falta de fe, lo mejor que podemos hacer es…CREERLE!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: