DIOS PERFECCIONARÁ MI CAMINO

January 26, 2014

Porque somos humanos, no somos perfectos. Todo lo que hacemos es imperfecto; nuestros pensamientos y nuestras actitudes están lejos de la perfección. Los planes y proyectos que hacemos tampoco salen perfectos. Toda mujer que ha amasado algo alguna vez puede testificar de por lo menos un “desastre” que salió de su horno: crudo, quemado, duro, chorreado…ya saben a qué me refiero!

Hace unos años, viviendo en Argentina, nuestro querido amigo Juan viajó alrededor de 3 horas desde Paraná para pasar el día con nosotros. Como Juan es goloso, le preparé una torta de manzana. Al cortar la torta – para mi sorpresa y horror – vi que aún estaba cruda en el medio. Sin decir nada, y disimulando el fracaso, de todos modos la serví de postre. Una y otra vez, Juan expresó, “Ay, Kath! Qué rica!!…y tiene como un “flan” en el medio! Qué rica!” Lo que nunca supo es que fue una torta imperfecta hecha por una mujer imperfecta.

Alguna vez, mirando tu vida, ¿pensaste “Nunca voy a poder…”? o tal vez algo como “¿Por qué me siento como un fracasado?” O “¿Qué será de mi futuro?”…“¿Por qué todo me sale mal?” Quizás te sientes tan imperfecto como la torta de manzana con el “flan” en el medio. En esos momentos, es bueno recordar lo que escribió el salmista: “En cuanto a Dios, perfecto es su camino…Dios es el que me ciñe de poder, y quien hace perfecto mi camino.” (Salmo 18:30,32)

No tratemos de entender todos los “por qué”, ni los “cómo”; tampoco gastemos nuestras pocas fuerzas en proyectos para perfeccionar lo que no tenemos la capacidad de perfeccionar. Dios es perfecto y TODO lo que El hace es perfecto, incluyendo nuestro camino. El mismo está trabajando en nuestras vidas, y podemos alabarle ahora mismo, porque las tortas que El saca del horno nunca tienen “flan” en el medio. Sí, ¡EL perfeccionará mi camino!

Advertisements

%d bloggers like this: